Liviano es una marca nueva… pero con una larga historia. Podemos decir que su historia tiene 10 años. Comienza con Mariana, su fundadora, embarazada de su hija mayor. Allí está ella terminando una larga historia de trabajo en el mundo del Marketing, la tecnología y los negocios.

Y decidiendo que quiere emprender. Poner sus estudios, sus inquietudes, su creatividad, en “algo que se pudiera tocar”. Algo que fuera diferente. Que aportara valor a quien lo tuviese, pero sin perjudicar a quien lo fabricaba ni al ambiente.

Liviano llega después de años de emprendimiento, de muchos viajes, de horas y horas dando clases a emprendedores y asesorándolos.

En Liviano diseñamos y fabricamos Juguetes de tela de papel y papel lavable para pintar, usar, lavar y volver a colorear!    

Fomentan la creatividad, el compartir, la motricidad fina, la paciencia y la concentración, entre muchos de sus beneficios!  

Al mismo tiempo, al tener formas y diseños, permite un juego y arte parcialmente guiado, y al mismo tiempo la sensación de autorealización por usar disfrutar un juguete personalizado por ellos mismos.

 Desde su diseño y planificación, se busca reducir el desperdicio, utilizar materiales reciclables o reutilizables y disminuir el impacto ambiental, lo que colabora en nuestra misión de tener un proyecto que cumpla cada vez más con un Triple Impacto Positivo.

 En su confección participan personas en situación de vulnerabilidad, lo que contribuye a su inserción social, ya que nuestros talleres textiles surgen a través de la ONG Cosiendo Redes y al mismo tiempo permiten la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad intelectual de la Fundación Idel en su armado final.