Juguetes de tela de papel y papel lavable para pintar, usar, lavar y volver a colorear!   
 
 Fomentan la creatividad, el compartir, la motricidad fina, la paciencia y la concentración, entre muchos de sus beneficios!
 Al mismo tiempo, al tener formas y diseños, permite un juego y arte parcialmente guiado, y al mismo tiempo la sensación de autorealización por usar disfrutar un juguete personalizado por ellos mismos
 
 Todos nuestros productos están diseñados y producidos en Argentina, teniendo como objetivo un proyecto de Triple Impacto Positivo.
 
En la confección participan personas en situación de vulnerabilidad y al mismo tiempo permiten la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad intelectual de la Fundación Idel y desde su diseño y planificación, se busca reducir el desperdicio, utilizar materiales reciclables o reutilizables y disminuir el impacto ambiental
 

NUESTRA HISTORIA

2008

Comienza con Mariana, su fundadora, embarazada de Miranda, su hija mayor. Allí está ella terminando después de 13 años una historia en el mundo del Marketing, la Publicidad y el mundo de la tecnología y los negocios.

Y decidiendo que quiere emprender. Poner sus estudios, sus inquietudes, su creatividad, en “algo que se pudiera tocar”. Algo que fuera diferente.

2010

Junto a una socia, creó tiempo después un emprendimiento que le dió muchísimas alegrías y que creció junto a sus hijas (Sería su segunda hija, la tercera fue Olivia).

2018

Liviano llega después de años de emprendimiento, de muchos viajes, de horas y horas dando clases a emprendedores y asesorándolos (la otra pasión de Mariana: orientar, y capacitar emprendedores)   

Ese proyecto cumplió un ciclo, y Mariana sigue con muchas ganas de emprender. Se respira un aire tan positivo, tanta energía, tanta fuerza entre los emprendedores… Y así nació Liviano

2019

Lanzamiento y renovación total del diseño. Allá vamos!

2020

En un mundo donde se necesita más respeto (por el otro, por el planeta), ocupar menos espacio, viajar y vivir desapegados (pero sin resignar calidad y diseño) y que nuestra huella sea positiva, nace Liviano. En ese camino estamos. Espero que lo compartan conmigo.